RESPONSABILIDADES DE LOS ADMINISTRADORES DE FINCAS

14 de abril de 2021 Fernando Mosquera

RESPONSABILIDADES DE LOS ADMINISTRADORES DE FINCAS

Para ser administrador de fincas es necesario conocer la Ley de Propiedad Horizontal y saber las responsabilidades que conlleva ejercer el cargo de administrador de una comunidad. En este artículo hablaremos de esas responsabilidades que tanto pueden llegar a inquietar a los propietarios de las comunidades.

El artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal permite a cualquier propietario y a cualquier persona física ejercer como administrador de fincas, siempre y cuando se tenga una cualificación profesional suficiente. Estos mínimos requisitos para ejercer como administrador de fincas suponen que no todos los administradores tienen un conocimiento íntegro de la Ley de Propiedad Horizontal y, por lo tanto, desconocen las responsabilidades y obligaciones del cargo de administrador, siendo indispensable que dicha función sea ejercida por un profesional colegiado.

Las obligaciones de los administradores de fincas vienen reguladas en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal, que establece lo siguiente:

«1. Corresponde al administrador

a) Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.

b) Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.

c) Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.

d) Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.

e) Actuar, en su caso, como secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.

f) Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.»

Todos estos cometidos deben ser llevados a cabo con la máxima diligencia y profesionalidad, atendiendo a la legislación vigente y sin exceder las funciones conferidas por la Ley. En ocasiones, el administrador de fincas no cumple con sus cometidos, no cumple con los servicios contratados por la Comunidad, pudiendo incurrir en responsabilidades civiles o penales en algunos casos.

Puede suceder que el administrador de fincas no vele por el buen régimen de la comunidad y esa dejación produzca daños en elementos comunes que podrían haberse evitado si el administrador ejerciese con diligencia su obligación o hubiese acometido reparaciones que se consideraban urgentes, en este caso se incurriría en responsabilidad civil, debiendo reparar los daños que se causaren al concurrir culpa o negligencia.

De igual forma, si no ejecutare los acuerdos adoptados por la comunidad de propietarios y esta falta de ejecución le produjese algún daño o perjuicio a la comunidad, también se concurriría en responsabilidad civil y, de igual modo, debería abonar los daños y perjuicios causados a la comunidad.

Por último, cerrando así las causas más comunes en las que suelen incurrir en responsabilidades los administradores de fincas, está la apropiación indebida de documentación de la comunidad.

Es frecuente que algunos administradores, al ser relevados del cargo por parte de la comunidad y siendo elegido otro administrador de fincas, se nieguen a darle la documentación al nuevo administrador de fincas o le entreguen parte de la documentación necesaria. En estos casos no concurriría en responsabilidades civiles, sino en responsabilidades penales, toda vez que está apropiándose indebidamente de documentación que no le corresponde.

De igual modo, si esa apropiación indebida de documentación, que constituye un delito en base a nuestro Código Penal, produjese daños o perjuicios a la comunidad, también concurriría en responsabilidades civiles, debiendo indemnizar a la comunidad por esos daños y perjuicios causados.

Además, si la apropiación indebida de documentación la realiza para intentar cobrar facturas, estaríamos además ante un delito de coacciones.

Todas estas responsabilidades tienen base en el artículo 1.718 del Código Civil, toda vez que el administrador de fincas es un mandatario de la comunidad y queda obligado a cumplir el mandato, respondiendo así por los daños y perjuicios que, de no ejecutarlo, se ocasionen al mandante, es decir, a la comunidad de propietarios.

En Mosquera & Vicente Abogados somos expertos en Propiedad Horizontal, aportando siempre la mejor solución y asesoramiento a nuestros clientes para que cuenten con el mejor servicio jurídico.

Estaremos encantados de estudiar su caso y poder ofrecerte una solución personalizada adecuada a sus necesidades. Os recordamos que estamos a vuestra disposición en el teléfono 604038448, en el correo electrónico info@abogadosmv.es, o  por medio de nuestro apartado de contacto para atender cualquier consulta o asistencia que necesiten por parte de los profesionales que forman este despacho, garantizando siempre el mejor asesoramiento jurídico.

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?